¿Qué Areas de la Vida de la Mujer con Endometriosis se ven Afectadas? Primera Parte.

Este es el quinto de una serie de artículos llamada: “Comprendiendo la vivencia emocional de las mujeres con endometriosis” en los que vamos a profundizar en los aspectos psicológicos y emocionales de la enfermedad.

van_dongen

¿QUE AREAS DE LA VIDA DE LA MUJER CON ENDOMETRIOSIS SE VEN AFECTADAS?

Hemos visto en anteriores artículos con qué síntomas conviven algunas mujeres con endometriosis pero ¿qué áreas de la vida se pueden ver afectadas como consecuencia de estos síntomas? En cada mujer se dará una configuración particular de la enfermedad y de su vivencia emocional según qué áreas se vean afectadas. Algunas de estas áreas pueden resultar más obvias y evidentes pero otras pueden ser más difíciles de identificar porque pueden ser más sutiles y/o pertenecer a áreas más intimas de la vida de la mujer. Enumeramos varias importantes:

  • La vida laboral y el desarrollo profesional. El rendimiento académico.
  • La economía.
  • El ocio. El disfrute, la diversión. La vida social. Las relaciones con los demás.
  • La relación de pareja.
  • La maternidad y la fertilidad.
  • La sexualidad.

La vida laboral y el desarrollo profesional. El rendimiento académico.

Si pensamos que muchas mujeres con endometriosis conviven con el dolor y con la fatiga crónica y que estos síntomas generan diferentes grados de incapacidad va a ser bastante habitual que durante temporadas más o menos largas la mujer vea limitada su actividad cotidiana. Habrá mujeres que no sufran esta limitación, pero cuando si se da va a repercutir directamente en su capacidad de rendimiento tanto en lo laboral como en lo académico. Es normal faltar al trabajo o a las clases cuando se tiene endometriosis por causa del dolor y por los ingresos y bajas médicas relacionadas con las operaciones.

Esto no significa que la mujer no tenga las capacidades o habilidades necesarias para desempeñar su trabajo o realizar sus estudios, sino que la limitación física va a actuar como un obstáculo disminuyendo sus posibilidades y frenando su ritmo de desarrollo. De tal manera que el avance profesional que la mujer podría tener sin la enfermedad se puede ver comprometido o disminuido. En estos casos puede ser más difícil alcanzar ciertos logros o alcanzarlos al nivel de las capacidades y potencialidades de la mujer. No poder desarrollarse plenamente en las potencialidades que cada mujer tiene puede resultar frustrante y triste ya que supone una pérdida en cierto grado de la satisfacción de deseos y necesidades ligadas a la realización profesional. Y la realización profesional y/o académica es un área importante de la vida de las personas relacionada con la satisfacción, la autonomía y realización personales.

Ciertos logros normales de la vida que se observa que las personas con salud los pueden conseguir a un ritmo natural, para la mujer con endometriosis esos mismos logros pueden sentirse como una cuesta arriba a subir con mucho esfuerzo. Si utilizamos una metáfora para entenderlo sería la idea de que no es lo mismo alcanzar un pico con energía y buenas reservas que subirlo con agotamiento y dolores físicos. La mujer con endometriosis con estos síntomas seguramente llegará al pico con más esfuerzo, más tarde o algunas no podrán llegar arriba del todo.

Como dijimos en otro artículo es importante situar la dificultad en la limitación física de la enfermedad y no confundirlo con una carencia de capacidades y habilidades de la mujer para que la autoestima no se vea dañada o disminuida. También es realmente importante seguir los diferentes tratamientos necesarios para mejorar estos síntomas lo máximo posible y reducir en lo posible el impacto de la enfermedad.

La economía

Directamente relacionado con el apartado anterior llegamos al aspecto económico. Fruto de esas dificultades ligadas a lo profesional, la economía de la mujer se puede ver afectada y disminuida. Las bajas recurrentes o incluso los despidos que sufren algunas mujeres derivados de esas bajas van a disminuir sus ingresos. Otras mujeres con incapacidad más grave no han podido llegar a trabajar y eso les deja sin la posibilidad de aportar un sueldo a la economía familiar y en dependencia económica de la familia u otras personas.

A esta posible disminución de los ingresos de la mujer hay que sumarle el gasto extra en medicinas y tratamientos que cualquier enfermedad conlleva. La endometriosis como muchas otras enfermedades necesita de un abordaje multidisciplinar y no siempre todos los profesionales y tratamientos están cubiertos por la seguridad social. Todas estas visitas y tratamientos van a suponer un gasto importante en la economía de la mujer y si no se dispone de los recursos económicos para ello puede repercutir en un peor manejo o desarrollo de la enfermedad.

Así como en otras enfermedades están contempladas pensiones por incapacidad o ayudas a la dependencia desgraciadamente en la endometriosis no existe ninguna ayuda económica para la mujer, ni ningún tipo de reconocimiento de los diferentes grados de minusvalía que esta enfermedad puede suponer para muchas mujeres, al menos en España esta es la realidad por ahora. Esto supone un abandono y desprotección institucional y social hacia las mujeres que tiene consecuencias directas en la mujer, en su enfermedad, en su vivencia de la enfermedad y en su bienestar psicológico y físico.

Esta situación puede generar la sensación en muchas mujeres de que a nivel social son invisibles, no cuentan, no importa lo que les pase y que no se van a ocupar de ellas con toda la indefensión e impotencia que esto provoca. Es responsabilidad de los gobiernos e instituciones públicas cubrir y atender estos aspectos. Las asociaciones de endometriosis así como el estatus médico juegan un papel fundamental como elemento de presión para que esta realidad cambie. Es fundamental que las mujeres tengan claro y sientan que tienen el derecho a que su enfermedad se reconozca y se pongan las ayudas económicas necesarias para una vida digna. Que sientan que tienen derecho a ser atendidas, cuidadas y protegidas por la sociedad en aquellos aspectos que la enfermedad les deja vulnerables.

El ocio, el disfrute, la diversión. La vida social. Las relaciones con los demás.

Poco a poco vamos entendiendo la situación de muchas mujeres con endometriosis y ya podemos intuir que al igual que la actividad laboral se puede ver limitada, el ocio y las relaciones con los demás también se pueden ver influidas por los mismos motivos.

Entendemos que no todas las mujeres pasarán por esta situación pero las que lo hagan verán reducidas unas serie de actividades de ocio que suelen compartirse y disfrutarse con los demás. Las mujeres que se vean con esta realidad van sufrir una pérdida de ciertos espacios, actividades y experiencias, sobre todo las que implican esfuerzo y movimiento físico. Esta pérdida puede ser temporal o más o menos crónica. Esto como siempre generará sentimientos relacionados con la pérdida y reducirá los ámbitos de disfrute y placer de la vida. Pero esto no significa que no se pueda disfrutar de muchas cosas si no que habrá que hacer un proceso de adaptación y duelo, centrándose en lo que sí se puede y aceptando lo que no se puede.

Las relaciones con los demás se verán influidas en varios sentidos. Por un lado influirán las actividades que la mujer sí podrá compartir con los demás y las que no será posible. La mujer y sus familiares y amigos tendrán que buscar espacios comunes posibles para disfrutar y no caer en un aislamiento y para compensar las otras pérdidas.

Por otro lado tenemos la influencia de los cambios de humor por variaciones hormonales y la enfermedad que pueden influir en el ánimo y el ánimo influye en la vivencia de las relaciones. Una buena comprensión y apoyo emocional será clave para poder encauzar de manera positiva este aspecto que tiene su complejidad como hemos visto en un artículo anterior.

Y por último está toda la vivencia que rodea la enfermedad, los tabús, la incomprensión social, el desconocimiento, que influirá en como se sienta la mujer con los demás pudiéndose dar tanto sentimientos de soledad e incomprensión hasta de acompañamiento y cariño según como se gestione la situación tanto por parte de la mujer afectada como por los que la rodean. Ante estos aspectos es fundamental una buena y completa información sobre la enfermedad así como con relaciones que cuenten una buena comunicación afectiva y con una asertividad basada en la inteligencia emocional. Estos dos puntos serán piezas fundamentales para el bienestar psicológico de la mujer y de sus seres queridos.

En el siguiente artículo continuaremos analizando las demás áreas afectadas: la fertilidad, la sexualidad y la relación de pareja.

Ver artículos anteriores: La Dimensión Emocional, Factores Implicados en la Vivencia Emocional de la Endometriosis, Convivir con los Síntomas I, Convivir con los Síntomas II.

María Reula. Psicóloga y Psicoterapeuta en Zaragoza. Colegiada A-1611.
www.mariareula.com
Miembro de ADAEZ (Asociación de Afectadas de Endometriosis de Zaragoza)

Anuncios

3 pensamientos en “¿Qué Areas de la Vida de la Mujer con Endometriosis se ven Afectadas? Primera Parte.

  1. Pingback: Convivir con los Síntomas II. | ADAEZ

  2. Pingback: ¿Qué Areas de la Vida de la Mujer con Endometriosis se ven Afectadas? Segunda Parte | ADAEZ

  3. Pingback: La Vivencia Emocional ante el Diagnóstico y Ciertas Situaciones Médicas | ADAEZ

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s